Carmena critica al juez por su “rigor excesivo” con la “libertad de expresión” de los titiriteros