Un testigo del #MadridArena: La seguridad tardó minutos largos en llegar al túnel

Un testigo del #MadridArena: La seguridad tardó minutos largos en llegar al túnel
Vista exterior del Madrid Arena / Archivo

Madrid, 1 marzo 2016 (CERES TV / EFE)

Uno de los asistentes a la fiesta de Halloween del Madrid Arena ha destacado hoy en el juicio que no había nadie de la organización, ni de la seguridad ni de Kontrol 34 en el túnel donde se produjo la avalancha mortal durante los primeros seis u ocho minutos.

Luis Carlos Argivay ha declarado hoy como testigo en una nueva sesión de la vista oral que se celebra estos días en la Audiencia Provincial de Madrid.

En su comparecencia, ha dicho que cuando se produjo la avalancha mortal no había nadie de la organización ni de seguridad en el túnel. “Tardó en aparecer gente unos minutos largos”, ha señalado.



“Todos los que estuvimos ayudando los primeros seis u ocho minutos, ahí no había nadie del orden, después llegaron 4 o 6 personas de los porteros”, ha explicado.

Sobre éstos últimos, ha subrayado que no los veía como personal de seguridad. “Los veo como porteros porque es lo que hicieron”, ha precisado.

Argivay iba con su amigo Daniel Martínez quien ha corroborado que cuando se produjo la avalancha en el túnel no había ni un solo vigilante de seguridad.

“Cuando empezó la avalancha no había nadie, intentamos ayudar y tirar de la gente y al rato vinieron unas personas con chalecos reflectantes”, ha aseverado, en alusión a los trabajadores de Kontrol 34, que iban vestidos de esa forma.

Otro testigo, Jose Luis Romero Caballero, ha declarado que entró al recinto con una mochila y un casco de motocicleta pero no le practicaron ningún registro ni le pidieron identificación alguna. Accedió con una invitación, pero ha dicho que no se la cogieron cuando la mostró en la entrada.

Cuando llegó a la pista vio que estaba colapsada “llena de gente” pero decidió quedarse porque iba a empezar el espectáculo del dj Steve Aoki.

“Se pusieron a lanzar champán y tartas, creo que forma parte del espectáculo”, ha precisado el testigo, que ha destacado que antes de empezar el concierto “alguien dijo algo” sobre el número de personas que había en la pista pero no sabe “si habló de 2.000, 3.000 o 20.000”.

Por su parte, José Roberto Rodríguez, que trabajó de camarero aquella noche, ha contado que reanimó junto a otra persona a una de las chicas que estaba en parada cardíaca.

Ha señalado que un chico se aproximó a una de las barras con una chica en brazos y al comprobar que no respiraba, se pusieron los dos a realizar maniobras de reanimación.

“La limpiamos la boca con una servilleta, yo me subí encima de la barra para hacer la RCP y él se quedó de pie junto a la barra”, ha agregado el testigo, que ha manifestado que sus compañeros llamaron al Samur antes de que llegasen minutos después los trabajadores de Kontrol 34, que se la llevaron.