Rajoy pide “serenidad” a ciudadanos y empresas pese al “serio contratiempo” del Brexit

► El presidente del Gobierno en funciones ha leído un comunicado desde Moncloa
► “El Gobierno toma nota con tristeza del resultado del referéndum”
Reino Unido decide abandonar la Unión Europea en un histórico referéndum

Rajoy dirige un mensaje de ‘serenidad y tranquilidad’ a los españoles tras conocerse el ‘sí’ al Brexit

CERES TV | 24 junio 2016 @ Madrid

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a las elecciones del 26J, Mariano Rajoy, ha dirigido un mensaje de “serenidad y tranquilidad” a los españoles tras conocerse el ‘sí’ al Brexit en el referéndum celebrado este jueves en Reino Unido y ha asegurado que “siguen en vigor” los derechos de los españoles residentes allí y los de aquellos que “por su actividad” con ese país puedan sentirse afectados ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

“Todos los derechos que se derivan de su condición de españoles y por tanto europeos siguen en vigor hasta que se complete la salida negociada del Reino Unido”, ha señalado Rajoy en una declaración leída desde la Moncloa, en la que también ha explicado que el “procedimiento ordenado de salida” recogido en el artículo 50 del Tratado de la UE durará “al menos dos años“.



También ha dirigido un mensaje especifico de tranquilidad sobre la situación de los españoles en Gibraltar, donde el ‘sí a la permanencia en la UE ha sido la opción respaldada mayoritariamente con el 90% de los votos. “No han cambiado en absoluto sus derechos pueden seguir trabajando corizando y circulando con normalidad en ese territorio”, ha asegurado Rajoy.

España “podrá soportar las turbulencias” en los mercados

En las últimas semanas, el Gobierno en funciones ha mantenido reuniones de coordinación ministerial para preparar una posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, y, según ha detallado Rajoy, se han dado órdenes para que las representaciones diplomáticas en Reino Unido resuelvan cualquier duda de los españoles sobre su situación en ese país.



En el plano económico, Rajoy también ha dirigido un mensaje de “serenidad y calma” a los mercados y ha considerado que España podrá soportar “con solidez” las “turbulencias” que pudieran producirse” ante una contingencia como esta.

En los próximos días, el jefe del Ejecutivo en funciones mantendrá contactos con los líderes de la oposición para conocer sus criterios y para trasladarles la información de que disponga sobre el proceso de salida del Reino Unido de la UE antes del Consejo Europeo que comienza el próximo martes. Por su parte, todas las formaciones políticas de la oposición han coincidido este viernes en lamentar la decisión de los ciudadanos británicos de abandonar la UE.

Margallo aboga por la cosoberanía británico-española en Gibraltar

Antes, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado en Las Mañanas de RNE que la economía española se encuentra en un momento de fortaleza y ha rechazado las declaraciones de “vulnerabilidad” tras el Brexit.

Sáenz de Santamaría también ha dirigido un mensaje de tranquilidad a los trabajadores del Campo de Gibraltar y ha dicho que si situación “va a seguir tal y como está”. “Hay que lanzar un mensaje de tranquilidad, su situación va a seguir tal y como está”, ha señalado.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo ha abogado por “una cosoberanía británico-española” de Gibraltar “durante un tiempo” que debe abocar a su “restitución” a España y ha añadido, en declaraciones a Onda Cero, recogidas por CERES TV que espera que la bandera española en el Peñón “esté mucho más cerca que lejos”.



“Espero que la fórmula de la cosoberanía -para entendernos, la bandera española en el Peñón- esté mucho más cerca que lejos”, ha dicho tras conocerse los resultados del referéndum británico en el que el Reino Unido ha votado a favor de abandonar la Unión Europea.

El ministro ha apostado por que la UE salga ahora con “un compromiso de dar un salto adelante en la federalización de la unión económica y monetaria y que no se interprete como el principio del fin del proyecto europeo”, ha dicho.