Mariano Rajoy apela a la “urgencia” de un gobierno “eficaz” y no ve una “alternativa viable” a su propuesta

Rajoy acude a la investidura con 170 apoyos, sumando a C’s y CC
► Salvo sorpresas, acudirá el próximo viernes a la segunda votación, que también será fallida, por lo que no lograría ser investido
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la Presidencia por el PP, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la Presidencia por el PP, Mariano Rajoy

MADRID, 30 agosto 2016 | CERES TV

El candidato a la Presidencia del Gobierno y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha comenzado su discurso de investidura apelando a tres necesidades básicas que, a su juicio, necesita nuestro país: “un Gobierno con urgencia”, la “preferencia por los españoles por el PP” al haber ganado las elecciones ya que “no existe una alternativa viable”.

Rajoy acudió este martes 30 de agosto a la Cámara Baja con un acuerdo firmado con Ciudadanos bajo el brazo, en el que ambas formaciones han rubricado 150 medidas “para reformar España”, y al que se ha sumado el escaño de Coalición Canaria, con lo que el actual jefe del Ejecutivo en funciones llegará mañana, miércoles, al Congreso con 170 apoyos a la primera votación (con los apoyos de C’s y CC) –en la que necesitará una más que improbable mayoría absoluta de 176 diputados- y con 180 votos en contra de PSOE, Unidos Podemos, ERC, CDC, PNV y EH Bildu, por lo que el próximo viernes todo apunta a que habrá una segunda votación a la que el líder del PP tiene esperanzas de llegar con la “llave” del PSOE que active su Gobierno, un hecho, también, más que improbable.

En su discurso, Mariano Rajoy ha sido bastante perserverante en que “no existe alternativa viable” a la propuesta que él ofrece a fin de que España tenga un Gobierno. A su juicio, la opción consistiría en “un gobierno de mil colores, radical e ineficaz” y también “hipotecado por las exigencias”: “Que no sea una aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre”, ha aseverado.

Además, éste no sería un Gobierno “cualquiera”, de hecho, Rajoy ha reincidido en varias ocasiones en esta idea: “solo con tener un gobierno no basta”, ha sostenido, para luego apostillar que “estaríamos engañando a los españoles si bastara con elegir cualquier gobierno, sea el que fuere, o como dicen algunos, para desbloquear la situación”.

A su juicio, lo necesario es “un gobierno que pueda gobernar”; un Ejecutivo “estable, duradero, sólido y tranquilizador”, y que “no esté sometido a vaivenes”: “No sirve un gobierno para un año o dos, necesitamos más tiempo”, ha remarcado Rajoy.

Rajoy ha vuelto a hacer alusión a la ‘gran coalición’ de la que tanto ha hecho apología durante estos meses, sosteniéndolo en que España “necesita un Gobierno basado en acuerdos”, para lo que ha llamado a los partidos moderados y constitucionalistas -PSOE y Ciudadanos- a sentarse a llegar a acuerdos.

“Nos enfrentamos a desafíos a los que ningún partido puede responder en solitario; cuando no existe una mayoría parlamentaria esto exige una coalición o un acuerdo que evite una legislatura estéril”, ha clamado Rajoy, apostillando que eso precisamente fue “lo que él propuso el 21 de diciembre y el 27 de junio”, es decir, en las dos pasadas elecciones generales.

El líder del PP ha abordado numerosas medidas en su discurso en materia de economía, empleo, financiación autonómica, contra la corrupción, así como referentes a la unidad y soberanía de España, a las que ha animado a los partidos que apoyan los principios de la Constitución que se sumen.

Este es el XIV debate de investidura de la democracia, que ha comenzado con la intervención de Mariano Rajoy este martes, en el que ha estado acompañado en el hemiciclo por su mujer, Elvira Fernández, así como por los ministros del Gobierno en funciones y muchos ‘barones’ territoriales del PP.

Todo apunta a que esta investidura será, con toda probabilidad, la segunda investidura fallida de nuestra historia, tras la que intentó el líder del PSOE, Pedro Sánchez, el pasado mes de marzo, sin conseguir finalmente el apoyo de la Cámara para ser investido.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno aceptó el encargo del rey de intentar formar un Gobierno y someterse para ello a la investidura de esta XII Legislatura, que arrancó el pasado 19 de julio con la constitución de las Cortes –el Congreso y el Senado-.

Tras el discurso de Rajoy, mañana miércoles arrancará de nuevo el pleno de investidura en el Congreso con las intervenciones de los líderes de las diferentes fuerzas políticas, con las respectivas réplicas del candidato a la Presidencia, en una jornada que culminará con una primera votación por mayoría absoluta que, salvo sorpresas, Rajoy no conseguirá.