El ‘Brexit’ hunde la libra, desploma las Bolsas y dispara las primas de riesgo

► El Ibex 35 se desploma un 15% en la apertura bursátil y la prima de riesgo española roza ya los 200 puntos básicos
► La libra esterlina ha llegado a caer un 8%, niveles de 1985 en tanto que los grandes bancos europeos sufren pérdidas millonarias
► El Banco de Inglaterra, listo para inyectar hasta 250.000 millones de libras para estabilizar a los mercados
Pánico en los mercados: el 'Brexit' hunde la libra, desploma las Bolsas y dispara las primas de riesgo
Pánico en los mercados: el ‘Brexit’ hunde la libra, desploma las Bolsas y dispara las primas de riesgo

CERES TV | 24 junio 2016

La decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea, el temido Brexit, ha disparado la prima de riesgo de todos los países del viejo continente, especialmente los de la periferia de la zona del euro, y además ha hecho desplomarse a las Bolsas europeas en su apertura, en un rango del 7% al 15%.

La onda de choque del referéndum en el Reino Unido ha afectado especialmente la cotización de los grandes bancos europeos que sufren pérdidas millonarias con caídas bursátiles que rondan el 20%.

La libra esterlina ha debilitado su posición frente al dólar y también ha arrastrado al euro en su caída. La divisa británica ha llegado a retroceder a niveles del año 1985. Como efecto rebote, la revalorización del yen ha lastrado la Bolsa de Tokio que ha perdido casi un 8%.

Desplome del IBEX 35 y la banca

La Bolsa española ha abierto la sesión de este viernes con un desplome del 15,90%, hasta los 7.472,50 puntos, aunque después ha suavizado las pérdidas. A mediodía, el IBEX 35 se dejaba un 10,57%.



Los grandes bancos españoles, el Santander y el BBVA, caían más del 20% casi media hora después de la apertura. En concreto, el Banco Santander se dejaba el 21,88% y el BBVA, el 20,40%, después de que el primer ministro británico, David Cameron, haya anunciado su dimisión.

Los inversores muestran de esta forma sus dudas sobre el futuro de la filial británica del Banco Santander, el Santander UK, una de las más potentes de la entidad, pese a que su presidenta, Ana Patricia Botín, ya ha dicho en varias ocasiones que no dejaría de operar en el Reino Unido. También caía a plomo, el 25,9%, el Banco Sabadell, que también tiene un banco en el Reino Unido, el TSB.

Por su parte, el Banco Popular cedía el 20,60%; Caixabank se dejaba el 15,45%; Bankia, el 13,45% y Bankinter, el 8,45%.

Las Bolsas europeas cotizan en rojo

El resto de Bolsas europeas abrían con caídas del 8% en Londres, sus bancos experimentaban un serio correctivo con pérdidas de un 30% en el Royal Bank of Scotland (RBS), Barclays et Lloyds Banking. A las 12:00 horas el índice selectivo londinense recuperaba terreno y perdía un 4,92%.

El parqué de París perdía en la apertura un 7,72% con un fuerte castigo para el Banco BNP Paribas que caía un 17%, Crédit Agricole el 17,7% y Société Générale un 21%. A mediodía retrocedía un poco más hasta el 7,86%.



Fráncfort se dejaba el 10% al toque de campana. En la plaza alemana, los bancos Deutsche Bank y Commerzbank cedían un 18%. A las 12:00 horas sus pérdidas se limitaban al 6,59%.

El descenso en la Bolsa de Milán era más suave al inicio de sesión, un 1,76%, pero tres horas después el parqué italiano acentuaba las pérdidas con un desplome del 9,78%.

Escalada de las primas de riesgo

La prima española ha escalado de golpe 57 puntos básicos en la apertura, hasta 194, pero a mediodía se situaba en el entorno de los 164. Según los datos del mercado, el rendimiento del bono español a diez años se relajaba hasta el 1,6% tras amanecer en el 1,773%, mientras que el interés del bono alemán -cuyo diferencial con el español marca el riesgo país- ha caído hasta el -0,071%.

El bund alemán se considera valor refugio en momentos de duda o de incertidumbre, como los actuales, después de que finalmente ganara la opción del Brexit.



El miedo afectaba al resto de los países periféricos del euro, encabezados por Grecia, el más volátil, cuyo riesgo país se ha disparado en 186 puntos básicos y ha subido a 955, a mediodía se quedaba en 874. También subía con fuerza en la apertura el riesgo país de Portugal, hasta los 369 puntos, a mediodía caía a 334, mientras que la prima italiana escalaba hasta los 191 a primera hora y luego bajaba a 149.

El rendimiento de los bonos a diez años de Portugal se ha situado en el 3,364% y los bonos griegos ofrecían un interés en el mercado secundario del 8,627%.

Caida de la libra y del euro

Según analistas internacionales, la salida del Reino Unido de la UE supone la caída del valor de la libra esterlina y el fortalecimiento como valores refugio del yen japonés y el oro. De hecho, la moneda británica se ha desplomado más de un 8%, valores no vistos desde 1985.

A las 10.30 hora local, la divisa británica cae un 5,37% frente a la moneda única y se cambia a 1,2368 euros. Con respecto al dólar, la libra se ha dejado casi un 12% frente al dólar y llegó a cambiarse por 1,3224 dólares, su peor nivel en 30 años. La divisa británica pierde más de un 10% ante el yen, por lo que una libra se cambia por 141,312 yenes.

Ante la caída de la libra, los inversores se han refugiado en el oro, que ha llegado a subir un 7,86%, hasta los 1.355,22 dólares la onza, aunque su precio se ha ido estabilizando y algo después de las 10.00 horas se situaba en 1.314,15 dólares, un 4,56% más.



El Banco de Inglaterra tiene preparados 250.000 millones de libras (unos 310.000 millones de euros, al cambio actual) adicionales para sustentar al sistema financiero británico. Su gobernador, Mark Carney, ha advertido de que la salida de la UE conllevará un periodo de “incertidumbre y reajuste”, pero sostiene que la institución está “bien preparada” para afrontarlo.

Por su parte, el euro baja con fuerza y se cambiaba tras el Brexit a 1,1029 unidades de la divisa estadounidense tras haber abierto en 1,1390 dólares.

Los precios del petróleo iniciaban la sesión a la baja, con el barril de Brent, de referencia en Europa, en los 48,39 dólares, y el Texas, colocándose en los 47,64 dólares.

Las bolsas asiáticas también se desploman por el triunfo del ‘Brexit’

En Tokio, el selectivo Nikkei ha cerrado con una caída del 7,92%, hasta situarse en los 14.952,02 puntos. En la plaza nipona el desplome del euro y el dólar ante el yen contribuyó a hundir más al Nikkei -que llegó a perder más de un 8%-. El desplome de Tokio es similar al vivido con la quiebra de Lehman Brothers en 2008.

Con unas 1.300 compañías en el país, Japón es el segundo mayor inversor foráneo en Reino Unido por detrás de Estados Unidos y la salida de la UE perjudica enormemente a estas empresas, que previsiblemente perderán acceso directo al mercado comunitario.

El músculo exportador nipón se ha visto enormemente perjudicado además con los mínimos que han alcanzado el dólar y la moneda única europea con respecto al yen, que se ha situado respectivamente en máximos de finales de 2013 y diciembre de 2012 con estas dos divisas.

Un yen fuerte perjudica a las empresas exportadoras japonesas

Un yen fortalecido mina la competitividad de las grandes empresas de electrónica o del motor, que además ven recortados sus beneficios al repatriarlos, un panorama ante el cual valores como Sony o Nissan Motor (que además exporta a la UE el 80% de su producción británica), cedieron un 8%.



La Bolsa de Hong Kong ha caido un 2,92% en su índice de referencia, el Hang Seng, que retrocedió hasta los 20.259,13 puntos tras restar 609,21 enteros. El grupo bancario británico HSBC sufrió las mayores pérdidas, un 6,99%, tras rozar el 12% en algunos momentos de la sesión. El Standard Chertered, otro banco británico que cotiza en el parqué hongkonés, se desplomó un 10,03%.

El índice general de la Bolsa de Shanghái, el principal indicador de los parqués chinos, cerró con una caída del 1,3% (37,67 puntos) hasta 2.854,29 puntos. En el otro mercado de valores, la Bolsa de Shenzhen, el índice de referencia local cayó un 1,05% hasta 10.147,70 puntos.

El Banco de Japón podría inyectar liquidez

Ante el nerviosismo existente por la salida del Reino Unido de la UE, el Banco de Japón ha dicho que está “listo para inyectar liquidez”.

El ministro Finanzas japonés, Taro Aso, ha señalado que harán todo lo que sea necesario para calmar a los mercados después de la decisión británica de abandonar la Unión Europea.

El Ministerio de Finanzas de Corea del Sur ha anunciado que tomará “todas las medidas necesarias, incluidas operaciones de atenuación para estabilizar el mercado de divisas”. El viceministro, Choi Sang-Mok, adelantó que “comprobará el estado de liquidez en moneda extranjera de las empresas financieras locales”, además de monitorizar el mercado de divisas y la salida de capitales extranjeros para reducir la volatilidad.

El Banco de Corea (BOK) también convocó una reunión para abordar posibles modos de estabilizar el mercado financiero de la cuarta economía de Asia. El Kospi, principal indicador del mercado de valores surcoreano, experimentó altibajos durante toda la sesión y cerró con una bajada del 3,09%.

Por su parte, el Banco Popular de China ha inyectado 170.000 millones de yuanes (25.850 millones de dólares, 22.850 millones de euros) en su sistema bancario para garantizar la liquidez tras el Brexit. Esta introducción de liquidez del banco central chino llega un día después de que venciera otra inyección de 40.000 millones de yuanes (6.100 millones de dólares, 5.400 millones de euros) efectuada la semana pasada.