El BBVA sigue los pasos del Santander y reconoce que a largo plazo cerrará hasta el 75% de sus oficinas

► Carlos Torres reconoce la amenaza digital al negocio tradicional de banca
► Asegura sus palabras son retóricas, pero será dentro de “muchos años”
► “Las startup ofrecen un valor superior a un coste menor para el cliente”
El BBVA cerrará hasta el 75% de sus oficinas
El BBVA cerrará hasta el 75% de sus oficinas

Madrid, 5 abril 2016 (CERES TV / AGENCIAS)

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, ha reconocido que con la transformación digital podría sobrar hasta el 75% de las oficinas. “Tenemos 3.800 oficinas en España, ¿tiene sentido? No. ¿Podemos reducirlas? Sí”, explicó en una entrevista en la conferencia Money 20/20 que recoge Bloomberg.

Torres, especialista en negocio bancario digital, reconoce que los clientes cada vez se ven más atraídos por la banca online y por las startups tecnológicas. Para adaptarse, añadió que BBVA reducirá su red de manera continua, y finalmente podría quedarse en unas 1.000 “en un tiempo indeterminado a largo plazo, dentro de muchos años”.

En este sentido, el consejero delegado añadió que actualmente no hay planes para cerrar ese número tan elevado de oficinas y que sus palabras son retóricas. BBVA ya ha estado reduciendo su red desde comienzos de esta década.



Este aviso de Torres llega menos de una semana después de que Santander anunciara el cierre de 450 oficinas, el 13% de su red en España. El consejero delegado, José Antonio Álvarez, justificaba la decisión, que podría traer hasta 2.000 bajas, en el escenario al que se enfrenta la banca, con una revolución tecnológica en marcha.

La amenaza de las startups

Torres también reconoció que la tecnología amenaza con llevarse parte del negocio de la banca. BBVA ha comprado una serie de startups del mundo fintech en los últimos tres años para afrontar esta amenaza, y en noviembre pagó 45 millones de libras por un 29,5% de Atom Bank, una startup británica sin sucursales.



“Las startup nos están quitando la relación que tenemos, que fue una relación cercana asociada con la oficina. Simplemente nos la están quitando, un producto cada vez, ofreciendo un valor superior a un coste menor. Tenemos que redefinir nuestra relación con los clientes”, advirtió el consejero delegado en un reconocimiento de los nuevos tiempos que esperan a la banca, que debe transformarse.

En este sentido, BBVA ya está invirtiendo en ello: gasta anualmente 1.000 millones de euros en tecnologías de la información, casi lo mismo que ganó en el cuarto trimestre del año pasado.