Sin sorpresas: El Congreso rechaza la investidura de Rajoy con 180 votos en contra y 170 a favor

‘Portazo’ sin alternativa de Sánchez a Rajoy que aboca a nuevas elecciones
Todos los partidos presionan al lider del PSOE para que se mueva
► El Congreso celebrará la segunda votación de investidura el viernes
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en su escaño durante la segunda sesión del debate de investidura
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la Presidencia por el PP, Mariano Rajoy

MADRID, 30 agosto 2016 | CERES TV

El Congreso de los Diputados ha rechazado hoy miércoles la investidura como presidente del Gobierno de Mariano Rajoy, al no haber obtenido la mayoría absoluta en la primera votación con 170 votos a favor y 180 en contra. Rajoy deberá someterse a una segunda votación, en la que sólo necesita una mayoría simple, de más votos a favor que en contra, 48 horas después de la primera, lo que significa que comenzará no antes de las ocho y cinco de la tarde del viernes 2 de agosto.

Tal y como estaba previsto, Rajoy ha obtenido el apoyo de los diputados del PP, Ciudadanos, CC, UPN y Foro, y el rechazo del resto de partidos de la Cámara, sin ninguna abstención y por debajo de los 176 síes requeridos para ser investido en primera vuelta. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha convocado la nueva sesión parlamentaria el viernes a las siete de la tarde para dar tiempo a las intervenciones breves del candidato y del resto de portavoces antes de la votación.

El PP pide al PSOE que reflexione durante estas 48 horas y permita gobierno

El portavoz del PP, Rafael Hernando, ha emplazado al PSOE que reflexione durante las próximas 48 horas para que en la segunda votación del viernes que viene, “quien aspira a ser el jefe de la oposición -Pedro Sánchez- permita que haya jefe de gobierno”.

Si no, le ha instado a que aclare cuál será su alternativa: si forjar “un gobierno a lo ‘Frankenstein'”, captando para ello el apoyo de Podemos y de los independentistas catalanes, o bien apostar por terceras elecciones.